Publicado en Aula de Psicología, Autoestima

LA AUTOESTIMA


¿A QUE SE LLAMA AUTOESTIMA?

Existen muchas definiciones pero todas confluyen en el mismo punto. Me gusta especialmente una definición del Dr. Wayne W. Dyer, autor de “Tus zonas erróneas” que dice así.  “La autoestima procede de uno mismo, no de las adquisiciones y la aceptación. Adopta la decisión personal de enamorarte de la persona más hermosa, incitante y digna… ¡Tu!”

En resumen la autoestima es el concepto que tenemos de nuestra valía y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo durante nuestra vida; creemos que somos listos o tontos, nos gustamos o no. Los millares de impresiones, evaluaciones y experiencias así reunidos se conjuntan en un sentimiento positivo hacia nosotros mismos o, por el contrario, en un incómodo sentimiento de no ser lo que esperábamos. Es también y en términos más coloquiales la confianza y el respeto por uno mismo, es en fin, confiar en las habilidades y capacidades de cada uno para resolver las dificultades que aparecen en la vida. Yo diría que es como un deber. El deber de “conocernos, aceptarnos y querernos tal y como somos”. Pero todos sabemos que esto no es tan sencillo,  que quizás el hecho de conocernos y querernos nos puede llevar toda una vida, y quizás nunca lleguemos a conocernos y aceptarnos tal y como somos…

¿Por qué es tan importante?

La autoestima juega un importante papel en la vida de las personas. Los éxitos y los fracasos, la satisfacción de uno mismo, el bienestar psíquico y el conjunto de relaciones sociales tienen mucho que ver con la autoestima. Tener  una autoestima positiva es de la mayor importancia para la vida personal, profesional y social. Las diversas áreas de la autoestima tienen que ver con todas las facetas de nuestra vida.

Área social:   Es la valoración en cuanto a la amistad, estar o no satisfechos de nuestras relaciones sociales, amigos, compañeros, etc.

Área familiar: Refleja la valoración de uno mismo como miembro de la familia, implica sentirse o no estimado, por la familia.

Área de trabajo: Como nos sentimos, o como nos hemos sentido en el terreno laboral, sentirse o no satisfecho en el terreno profesional.

Área de la imagen corporal:   Es la combinación del aspecto y capacidades físicas. Consiste en la valoración de cómo es y actúa nuestro cuerpo, si nos sentimos a gusto en él, con nuestra edad en cada momento, etc.

Todas estas áreas configuran la autoestima global, y por esto es tan, tan importante. Parece claro que una persona debe poder tener derecho a expresar, valorar y defender sus intereses y necesidades, llegar a pensar que se es válido, respetable y con derecho a ser feliz, que son otros tantos adjetivos que podríamos utilizar para definir que es y porqué es tan importante la autoestima.  Pero,

¿CÓMO SE HA FORMADO MI AUTOESTIMA?

Se inicia desde edades muy tempranas. A partir aproximadamente de los cinco o seis años, depende por supuesto de la madurez de cada uno, aprendemos y vamos formando un concepto de nosotros mismos que depende de cómo nos ven nuestros mayores , padres, maestros, amigos y de todas las experiencias que vamos viviendo. Pero el proceso no se detiene ahí. Continúa a lo largo de toda nuestra vida: Las bases para formar nuestra autoestima está pues y muy especialmente en,

La familia: Los modelos familiares son fundamentales para nuestro desarrollo como personas, y como personas con una buena o baja autoestima, un buen concepto de nosotros mismos, el hecho de sentirnos “orgullosos “de nosotros mismos va a depender en una parte muy importante de cómo hemos vivido, sentido, que nos valoraban en la familia que es la base principal de todo nuestra posterior evolución. ¿Por qué?

  1. Los hijos aprenden la autoestima de los padres: Los padres son los modelos iniciales, aprenden de ellos día a día. Imitan los sentimientos y las actitudes. Si los padres tienen una insuficiente autoestima, no se valoran como padres y como personas, experimentan una ansiedad que se proyecta en los hijos y no existirá una buena comunicación.
  2. Las pautas de educación: Si el niño percibe que las pautas son adecuadas, que se cumplen, que los padres reconocen el cumplimiento de esas normas, el aprenderá a reconocer y valorar lo bien hecho, lo justo, lo coherente.

La seguridad emocional de los padres que evidentemente también transmiten a sus hijos. Si existen problemas importantes el niño crecerá en una inseguridad afectiva y no se sentirá vinculado a ella lo

  1. que fomentará una importante inseguridad, una posible baja autoestima.
  2. La comunicación de los padres hacia los hijos: Yo diría que es uno de los pasos más importantes. De esto dependerá en parte nuestra autoestima.  Según como se diga algo al niño, el efecto será positivo o negativo. Pueden ser padres mártires “yo me sacrifico constantemente por ti, reproches, quejas, etc. Le hacen responsable y culpable. Padres dictadores: siempre criticando, infravalorando, exigiendo, de cómo nos demuestren sus sentimientos, su cariño, del mayor o menor aprecio que se haga de nuestro comportamiento dependerá nuestra autoestima futura.

La escuela: Evidentemente de cómo  haya sido nuestro paso por la escuela también va a depender la autoestima futura. La relación con los maestros, que puede favorecer u obstaculizar el proceso por el que uno puede encontrarse a sí mismo y aceptarse y quererse o despreciarse e infravalorarse. Todo el mundo tiene algo positivo, que además, también deben saber encontrar en la escuela. En la escuela también se forman las primeras relaciones personales y estas van a ser también importantes para que nosotros nos formemos con una alta o baja estima.

La sociedad: Las personas también se ven a través de los ojos de la sociedad. Lo que prima en la sociedad es lo que los seres humanos tratamos de alcanzar. Algunos de estos criterios son físicos: alto, gordo, rubio, etc, otros de tipo de conducta: si somos luchadores, educados, si tenemos capacidad para el mando. El encontrar un hueco en la sociedad y sentirse a gusto en ella, también es importante en la autoestima, puesto que si no, nunca encontraremos nuestro sitio.

¿CUALES SON LOS COMPONENTES DE LA AUTOESTIMA?

Cognitivo: Lo que pienso, es decir las ideas, los pensamientos que nos decimos a nosotros mismos, que están basados en experiencias pasadas, en creencias y convencimiento sobre nuestra persona.

Afectivo: Como nos sentimos a partir de esos pensamientos, agradable o desagradablemente, como son nuestros sentimientos y emociones. Sentirnos bien o mal con nosotros mismos.

Conductual: Es la decisión de actuar que es consecuente con lo que pensamos y sentimos.

Es por eso fundamental en nuestro crecimiento como personas aprender a controlar y conocer nuestros pensamientos porque son el origen de nuestros sentimientos y emociones, es decir de los tres factores que configuran la autoestima.

Pongamos un claro ejemplo: Una persona se enfrenta a una actividad nueva que se le propone, (un trabajo, un deporte, una reunión, vale cualquier cosa), ella piensa: no voy a poder hacerlo, soy un torpe, me va a salir fatal, se van a reír de mi. Ella siente: estoy angustiado, me siento mal, me siento triste, estoy deprimido. Ella actúa: prefiero no hacerlo, me iré a casa, no me apuntaré a esta actividad- Por lo tanto el modificar nuestra autoestima depende de cómo nos enfrentemos a “lo que pienso” (lo cognitivo), para modificar nuestros pensamientos irracionales, o negativos y cambiarlos por pensamientos positivos. De esta forma pensando “ puedo hacerlo, no tiene porque salirme mal, además todo el mundo se equivoca y yo estoy aprendiendo esta nueva actividad”, me sentiré con este pensamiento más relajado, más tranquilo, más animado y me dispondré a actuar haciendo algo de lo que quizás no me sentía capaz de hacer

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA MALA AUTOESTIMA?

Las personas con una baja autoestima, tienen pensamientos del tipo, “no valgo para  nada”, todo lo hago mal, no seré capaz, etc… son personas que no se aceptan, que no se quieren a sí mismas, esta insatisfacción, estos pensamientos, hacen que se traduzcan en conductas, que pueden interferir en las relaciones con los demás, en lo profesional, porque no nos fijaremos metas por miedo a no conseguirlo, con lo que tendrá un bajo rendimiento, en la vida familiar, puesto que las relaciones con los demás no son de igualdad y no podemos abordar los conflictos personales desde esa igualdad, con  lo que se puede adoptar una actitud sumisa o por el contrario agresiva y en fin en que esa importante falta de confianza en sí mismo le hará tener, una visión distorsionada de sí misma y de los demás , tendrá seguramente una mayor dependencia o sumisión ante los demás, miedo e indefensión ante la incertidumbre, y desiste antes de intentar nada, con lo que no se sentirá nunca totalmente feliz.

ACTITUDES O POSTURAS HABITUALES QUE INDICAN UNA AUTOESTIMA DEFICIENTE

La persona que se desestima suele manifestar alguno de los síntomas siguientes:

  • Autocrítica desmesurada que la mantiene en un estado de insatisfacción consigo misma.
  • Hipersensibilidad a la crítica, por la que se siente exageradamente atacada, herida; echa la culpa de sus fracasos a los demás o a la situación; cultiva resentimientos  contra sus críticos.
  • Indecisión crónica, no por falta de información, sino por miedo exagerado a equivocarse.
  • Deseo innecesario de complacer, por el que no se atreve a decir NO, por miedo a desagradar y a perder la benevolencia o buena opinión del los demás.
  • Perfeccionismo, autoexigencia  de hacer “perfectamente” todo lo que intenta, que conduce a un desmoronamiento interior cuando las cosas no salen con la perfección exigida.
  • Culpabilidad, por la que se acusa y se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y/o los lamenta indefinidamente, sin llegar nunca a perdonarse por completo.
  • Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de piel, siempre a punto de estallar aún por cosas de poca monta, propia del supercrítico a quién todo le sienta mal, todo le disgusta, todo le decepciona, nada le satisface.
  • Tendencias depresivas, un negativismo generalizado (todo lo ve negro: su vida, su futuro y, sobre todo, su sí mismo) y una inapetencia generalizada del gozo de vivir y de la vida misma.

¿CUALES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA BUENA AUTOESTIMA?

Las personas con una alta autoestima tienen pensamientos del tipo “soy una gran persona, me gusta como soy a pesar de mis defectos, tengo muchas cualidades positivas, soy dueño de mi mismo”. Es en fin, una persona que tiene plena confianza en si misma, que es la persona que quiere ser, que acepta sus limitaciones, pero que  está segura de sus capacidades  e ideas y que persiste para conseguir sus objetivos. Suelen tener mayor capacidad de resistencia  para resolver dificultades, unido a un interés constante ante nuevas metas que impliquen un mayor desarrollo como persona. Es más creativa porque cree en sus propias capacidades personales. Le  permite establecer relaciones sociales y familiares mas igualitarias y satisfactorias porque también sabe expresar sentimientos sin miedo a ser criticado o juzgado negativamente, porque está seguro de sí mismo y eso le hace en enfrentarse a los conflictos de una forma más positiva.

ACTITUDES O POSTURAS QUE INDICAN QUE UNA PERSONA TIENE ALTA AUTOESTIMA

  • Cree firmemente en ciertos valores y principios, está dispuesto a defenderlos aún cuando encuentre fuerte oposición colectiva, y se siente lo suficientemente segura como para modificar esos valores y principios si nuevas experiencias indican que estaba equivocada.
  • Es capaz de obrar según crea más acertado, confiando en su propio juicio, y sin sentirse culpable cuando a otros le parece mal lo que haya hecho.
  • No emplea demasiado tiempo preocupándose por lo que haya ocurrido en el pasado, ni por lo que pueda ocurrir en el futuro.
  • Tiene confianza en su capacidad para resolver sus propios problemas, sin dejarse acobardar por los fracasos y dificultades que experimente.
  • Se considera y realmente se siente igual, como persona, a cualquier otra persona aunque reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional o posición económica.
  • Da por supuesto que es una persona interesante y valiosa para otros, por lo menos para aquellos con quienes se asocia.
  • No se deja manipular por los demás, aunque está dispuesta a colaborar si le parece apropiado y conveniente.
  • Reconoce y acepta en sí misma una variedad de sentimientos e inclinaciones tanto positivas como negativas y está dispuesta a expresar sus sentimientos a quien cree que debe hacerlo.
  • Es capaz de disfrutar diversas actividades como trabajar, jugar, holgazanear, caminar, estar con amigos, etc.
  • Es sensible a las necesidades de los otros, respeta las normas de convivencia generalmente aceptadas, reconoce sinceramente que no tiene derecho a medrar o divertirse a costa de los demás.
  • Recientes investigaciones han llegado a concluir que las personas que se quieren a sí mismas construyen amistades más estables y duraderas.

¿PUEDE CAMBIARSE LA AUTOESTIMA?

Nunca es tarde para trabajar en nosotros mismos, y la autoestima puede mejorarse siempre que nos lo propongamos y que tengamos en cuenta una serie de factores. Ahora hablaremos sobre cómo querernos más, como defender nuestros derechos y las claves para mejorar la autoestima.

La baja autoestima está relacionada con una distorsión del pensamiento (forma inadecuada de pensar): Los pensamientos negativos, que todos podemos reconocer. Son esos que siempre nos decimos a nosotros mismos y que hacen que no nos sintamos valiosos. Nacen de la percepción de esas muchas  muestras de falta de aprecio que hemos vivido, de la desconfianza en nosotros, de las frases de este tipo: “Déjame que tú no sabes. Nunca llegarás a nada. Eres un inútil. Todo lo haces mal”… Hemos llegado a creerlo y pensarlo de nosotros mismos.

Aplicaremos aquí, a la recuperación de la autoestima, la capacidad de cambio de pensamiento.

Recuerda:

* Detectar los pensamientos negativos.

Por ejemplo: ante una situación de prueba, una nueva actividad, una reunión con gente nueva, una tarea  difícil, un examen. ¿Qué te dices?

Quizás: No voy a poder. Los demás son mejores que yo. La otra vez me salió mal, luego ahora tengo pocas posibilidades. Siempre me dijeron que era un idiota !por algo será! Siempre me equivoco. Nunca seré capaz…

* Discutir los pensamientos activamente

Debemos refutarlos, es decir, confirmar que no son realistas y que no facilitan nuestras conductas ni emoción positivas: ¿Cómo puedo predecir lo que pasará?, ¿realmente todo me sale mal?, quizás estoy exagerando, ¿sólo hago estupideces? ¿No hay mucha gente que se equivoca? ¿El equivocarse quiere decir que no valgo para  nada?

* Buscar alternativas de pensamiento

¿No es mejor darme oportunidades? Puede que me salga mal y puede que me salga bien. No soy perfecto, puedo permitirme equivocarme y aprender de mis errores. Tengo capacidades y también límites. Pero puede intentarlo, esto me hará sentirme mejor, más capaz.

Piense de forma positiva comience por:

  • Aceptarse. Identifique y acepte sus cualidades y defectos. Tratar de ver mis errores y corregirlos. Ser honesto y fiel a mis principios.
  • Ayúdese: Planee objetivos y metas realistas no fantásticas. Vivir en el presente y adaptarme a la realidad.
  • Tiempo: Saque tiempo para estar solo, con sus pensamientos y sentimientos. Aprenda a disfrutar de su propia compañía.
  • Ánimos: Tome la actitud de “puedo hacerlo” centra tu atención en tus cualidades positivas y tus éxitos. Haz caso omiso de las críticas destructivas dirigidas a tu persona: niégate a sentirte mal sólo para que otros se sientan mejor.
  • Respeto: No trate de ser alguien distinto. Esté orgulloso de ser quien es. Afronte la realidad sea cual sea. Enfréntese a si mismo.
  • Aprecio: Prémiese por lo que consiga, por sus pequeños logros, permítase caprichos, una palmadita imaginaria en la espalda por lo bien que lo he hecho. Disfrute de sus experiencias.
  • Amor: Aprenda a quererse, usted es una persona única. Acepte sus éxitos y fallos.

Utilice el Lenguaje adecuado:

  • Elimina del lenguaje las comparaciones. Compararse no tiene objeto y facilita sentirse mal.
  • Deja la muletilla no sé. Sustitúyela por voy a pensarlo. Date un tiempo para pensar, ordenar las ideas y luego decir lo que has estructurado.
  • Elimina la crítica. Recuerda que si críticas no podrás evitar criticarte y censurarte a ti.
  • Si no puedes decir de ti nada agradable mejor calla. Con los demás igual.
  • Aprende a preguntar de forma directa, sin rodeos. Espera a que te respondan.
  • Cuando corrijas hazlo sobre actuaciones no sobre personas.
  • En la vida se aprende por ensayo error. No intentes mostrarte perfecto. Te puedes equivocar: analiza el error, reconócelo y aprende a cambiarlo.

Frases que debe decirse a si mismo:

La autoestima se apoya mucho sobre las valoraciones que recibimos de los demás. Puedes ayudar incluyendo en tu vocabulario frases de aliento y ánimo. Frases constructivas que cambian formas de pensamiento, que como hemos visto es la única forma de modificar la autoestima negativa:

–         La próxima vez lo harás mejor.

–         Se empieza por intentarlo.

–         Es mejor equivocarse que no hacer nada.

–         Tú eres importante aunque no logres todos tus objetivos.

–         Es normal sentir que no se puede, luego se intenta.

–         Lo perfecto no es posible, lo adecuado sí.

–         Las cosas tienen una importancia relativa.

–         Yo te ayudo.

–          Si eres capaz.

–          Puedes hacerlo.

–          Confío en ti.

Por último no quiero acabar sin recordarles los diez derechos de la autoestima positiva, son en realidad los diez derechos que todos tenemos como personas

Los 10 Derechos de la Autoestima Positiva

Tengo derecho a:

  1. Pedir lo que deseo, respetando el derecho de los otros a decirme “NO”.
  2. Expresar mis emociones.
  3. Opinar y cometer errores.
  4. Hacer comentarios, sin justificarlos, aún cuando parezcan ilógicos.
  5. Tomar mis propias decisiones.
  6. Elegir cuando quiero involucrarme en los problemas de los otros.
  7. No saber o no entender algo.
  8. Tener éxito y a tener mi privacidad.
  9. Cambiar mi manera de pensar.
  10. Estar solo y ser independiente.

 

Os dejamos además, un documento con “Recetas para aumentar la autoestima de los alumnos” 

Recetas autoestima alumnos

Anuncios