Publicado en Aula de Audición y Lenguaje, Tartamudez o Disfemia

Tartamudez o Disfemia

¿Sabias que también hay muchos famosos tartamudos?

JORGE VI

El monarca en el que se inspira la película El discurso del rey. Fue un muchacho tímido y acomplejado, con una tartamudez provocada por varios traumas de infancia. No estaba previsto que se convirtiera en rey, ya que el trono estaba destinado a su hermano mayor. Pero este abdicó para casarse con una divorciada americana. Incapaz de pronunciar discursos en público (particularmente curioso resulta el hecho de que no podía pronunciar la letra K por lo que le resultaba imposible referirse a si mismo como the king, el rey), Jorge superó sus problemas de pronunciación gracias a la terapia de un logopeda australiano y aspirante a actor llamado Lionel Logue. El tratamiento duró diez meses, a lo largo de los cuales el soberano y su instructor tuvieron 82 sesiones de terapia.

 

CHARLES DARWIN

El célebre naturalista, padre de la teoría de la evolución, también se vio afectado por el problema de la tartamudez que, al parecer, también sufrió su abuelo, el poeta e investigador Erasmus Darwin. Las personas cercanas a Charles han descrito sus dificultades para pronunciar determinadas palabras, pero también hablaron de él como un conversador ameno que hablaba siempre con lentitud y en voz baja. Por eso, se dice que Darwin sintió una gran decepción cuando conoció personalmente a su colega Humboldt, a quien llegó a considera rcomo un charlatán insoportable por su imparable verborrera.

 

WINSTON CHURCHILL

“Coraje, sudor y sangre”. cuesta creer que el hombre que pronunció esas legendarias palabras y que está considerado uno de los mejores oradores de Inglaterra, tuviera problemas de dicción. La que fue su secretaria personal, Phillys Moir, cuenta que Churchill convirtió su defecto en virtud y que en casi todos sus discursos se permitía tartamudear en algún momento, para transmitir su sentido del humor y ganarse la cumplicidad del auditorio.

 

Marc Anthony

El cantante que recién anunció su separación de Jennifer López confesó que era tartamudo de pequeño. Era tanta su angustia al quererse comunicar que prefería cantar que hablar. “De allí nació ese respeto que tengo por la música”, dijo en una entrevista en los Billboard Latinos.

 

Actores como:

 

Bruce Willis

Luego de que los padres de Bruce se separaran en 1972, este ingresó a la escuela secundaria donde sus problemas de fluidez del habla fueron más notorios. Sus compañeros lo molestaban con apodos haciendo referencia a su trastorno. Pero Willis se dio cuenta que arriba del escenario su tartamudez desaparecía ya que le era más fácil expresarse estando en una tarima.

Desde entonces comenzó a actuar y su pasó por la secundaria le fue más cómodo, convirtiéndose en el Presidente del Consejo Estudiantil y en un miembro activo del club de drama. Hoy es considerado uno de los mejores actores de todos los tiempos.

Sam Neil

El actor de “Jurassic Park” asegura que sesiones en la British Stammering Association de Londres lo ayudaron de niño a “escuchar mejor” y que eso le permitió liberarse de su tartamudez y, a la vez, ser más seguro de sí mismo.

 

Anthony Hopkins

“Era muy solitario. No por decisión propia, simplemente no sabía qué decirle a la gente. Era tímido. Solía balbucear y babear”, expresó Hopkins. Un solitario con dislexia, que pasó la escuela de manera improductiva, por lo que decidió internarse en el arte. Cuando tenía 15 años, fue alentado para convertirse en actor, y hoy es reconocido mundialmente por su legendario papel del “Doctor Hannibal Lecter”, que le dio un Óscar en 1992.

 

Marilyn Monroe

En terapia, Marilyn aprendió una de las herramientas más importantes para afrontar el trastorno: la importancia de la respiración. Lionel Logue, terapeuta del rey Jorge, fue de los pioneros de éste método de tratamiento. En vez de enfocarse únicamente en el aspecto psicológico, descubrió que la respiración era esencial para relajar las cuerdas vocales y disminuir el tartamudeo.

Nicole Kidman

La actriz dijo a Starpulse que la película “The King’s Speech” la sensibilizó de manera especial. “Yo sufrí de tartamudez, y recuerdo a todas las personas diciéndome: ‘piensa, organiza lo que quieres decir y luego habla'”. Kidman dice que ese problema fue, en parte, lo que la impulsó a ser actriz

 

Sandra Bullock

 

 

Autor:

Profesora del Colegio San Vicente de Paúl, Gijón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s